FANDOM


InformaciónEditar

  • Película = Los Increibles.
  • Creador = Síndrome.
  • Personajes = Síndrome, Mirage, Los Increibles, otros superheroes, guardias de seguridad de Síndrome.
  • Objetos = Robots, vehículos, armamento.
  • Ubicación = Isla Palos Locos.

DescripciónEditar

La operación Kronos fue creada por Síndrome y ha fabricado robots a lo largo del tiempo, cada uno de ellos mejor que el anterior en su diseño.

ArgumentoEditar

Esta operación es de carácter secreto, y tiene como objetivo final la erradicación definitva del concepto de "heroísmo" por parte de Síndrome. Creada por éste en base al odio y desprecio que siente por Mr. Increíble (Bob Parr) debido al rechazo que obtuvo de él cuando era niño, consiste en una serie de pasos; En primer lugar, la detección de las ubicaciones de los superhéroes que se encuentran retirados y en el anonimato. En segundo lugar, la creación de robots de combate conocidos como "Omnidroides", los cuales poseen la capacidad de ser extremadamente inteligentes y adaptables a los estilos de lucha de cada super, aprendiendo y prediciendo sus movimientos (como se muestra cuando Mr Increible lucha contra el modelo X9).

Una vez efectuados estos pasos, se engaña a los superhéroes retirados bajo el concepto de "devolverles sus dias de gloria", contratándolos para un trabajo en específico: luchar contra el Omnidroide. Para esto, se le les convence de que el robot se encuentra defectuoso y que dejó de seguir órdenes, por lo que se les solicita que lo intenten desactivar sin destruirlo para que pueda ser reconfigurado. Por supuesto, el robot no sólo no es defectuoso, sino que es una amenaza letal para los retirados héroes, masacrándolos sin piedad. Salvo algunas excepciones entre ellos, capaces de eliminar al menos un Omnidroide (aunque la versión mejorada los terminó matando después), el resto fueron asesinados por el primer robot con el que se enfrentaron. Si bien el super señalado como blanco principal es Mr. Increíble (calificado como el de mayor amenaza), el resto sirvieron como conejillos de Indias para el desarrollo del Omnidroide.

El tercer paso después de esto, es enviar al Omnidroide definitivo, el modelo X10, a la ciudad, con tal de generar caos y desesperación entre la población civil. En medio, de todo ésto, Síndrome hará acto de presencia, dominando al robot y salvando el día como un nuevo héroe (algo irónico teniendo en cuenta el genocidio que ha provocado entre ellos); de este modo, ganándose la confianza del público, venderá sus productos en masa a todos, dando poderes a la población en general, haciendo que no se distingan de los superhéroes originales y de ese modo eliminando el concepto de "heroísmo" como tal.

Sin embargo esta operación terminó en fracaso, ya que el Omnidroide X10 demostró ser tan inteligente que sobrepasó a su propio creador, quitándole su aparato de control y dejándolo fuera de combate; a la postre, Los Increíbles y Frozono destruyeron al robot. Todo eso sumado a que Mirage traicionó a Sindrome después de ver su falta de ética y moralidad, entregándolo al gobierno, provocó que el villano intentara secuestrar al hijo menor de los Parr, como "vendetta" por frustrar sus planes y convertirlo en su secuaz; inesperadamente el niño demostraría sus poderes, destruyendo uno de sus propulsores y eliminando su capacidad de volar correctamente. Eso le daría tiempo a su padre de lanzar su auto hacia el vehículo volador de Sindrome, generando una explosión que lanzaría al villano hacia una turbina de la nave, atorándose su capa en ella (parafraseando la escena de Edna) y generando su muerte y derrota final.

CreacionesEditar